AddThis Social Bookmark Button

Feliz Cumpleaños Carboneros ! !

                               1914- 14 de Agosto- 2013

                      99 AÑOS DE INTENSA ACTIVIDAD

Este Sábado 17 se realizara la cena Aniversario desde las 21.30hs

 

En la década del 10 los ferrocarriles ingleses contaban en Olavarría con una oficina

Telegráfica, retransmisora para una gran red de estaciones, y como encargado se

desempeñaba Emilio Mantz, tal vez el gran impulsor de la necesidad de contar con un club

denominado Ferro Carril Sud para los empleados ferroviarios de principios del siglo XX.

No le costó convencer a varios compañeros de trabajo, y los convoco a una reunión para

constituir una nueva institución en Olavarría.

Fue el 14 de Agosto de 1914, en la casona de Pringles 3319 (durante muchísimos años

funciono la sede del club),que alquilaba Pedro Smith, otro empleado ferroviario.

Aquel día surgió la primera comisión directiva de Ferro que fue presidida por Lorenzo

Revol, con Pedro Smith como vicepresidente, secretario fue G.Martinengo, prosecretario

Carlos Boscacci, tesorero Emilio Mantz, protesorero F.Mayorano, Vocales Eduardo

Alexander,Constante Boscacci, Roberto Noya, F.Lombar, A.Pascua, B.Gimeno, t A.Paladino y

como revisores de cuenta R.Coda y F.Minici.

Por 1914 La provincia de Bs.As contaba con 2.100.000 habitantes, Azul era el epicentro de

la región con 32.000 habitantes, Olavarría contaba con 28.200 habitantes, Bolívar tenia

26.100, mientras Lamadrid y Laprida contaban con tan solo 8000 habitantes.

Dos años más tarde en 1916, Ferro Carril Sud realizo su primera asamblea, que confirmo en

sus cargos a las primeras autoridades, que junto con 40 socios arrancaron con esta historia

que se viste de celeste y blanco.


Hasta 1921 era un club exclusivo para los empleados ferroviarios, pero ese año varios

jugadores partieron para otras instituciones y de pronto se hizo imposible la conformación

de un equipo de futbol para el año 1922.

Alarmado el presidente Eduardo Alexander convoco a Alfredo Boscacci, le otorgo la

capitania y le encomendó la tarea de formar un nuevo equipo. Boscacci respondió con la

necesidad de reformar los estatutos, para darle cabida a todo el mundo.

El resultado fue sorprendente, de no jugar más al futbol, Ferro gano el campeonato invicto,

después de derrotar dos veces a Estudiantes, empatar dos veces con Alumni Azuleño y con

Azul Athletic y se consagro al vencer 2 a 1 en General Lamadrid a Ingeniero Newbery.

Los primeros años de su vida institucional fueron testigos de dos hechos que cambiaron

la historia de la ciudad y del centro de la provincia de buenos aires. En 1919 se instalo la

Compañía Argentina de Cemento Portland en Sierras Bayas y en 1928 Alfredo Fortabat puso

en marcha el primer horno de Loma Negra unos pocos kilómetros más al sur.

 

Los colores de FERRO:

 

En 1918 la marca de cigarrillos Sublimes lanzo una promoción. Había que juntar etiquetas,

y el premio, en pleno auge del futbol en todo el país, era más que tentador: Un equipo

completo de camisetas, pantalón y medias.

La recompensa llego, entre los años 1918 y 1919 y Ferro lucio la casaca color verde. La

misma que utilizo como prenda alternativa el gran equipo de 1969, uno de los mejores en la

historia del futbol local.

Antes, en sus inicios, habría vestido la casaca blanca de lana, con un monograma en el

pecho en letras rojas, con las iniciales FCS, y pantalón corto de color azul.

En 1920 Ferro Carril Sud decide adoptar la casa a rayas verticales celestes y blancas.

Los primeros partidos de ferro Carril Sud fueron cuando aún no existía un organismo

concentrador, como la Liga de Futbol de Olavarría, cuya fundación se remonta a 1925, once

años después del nacimiento carbonero.

Decadas mas tarde apareció el clásico rival, Fortín Ferroviario, es decir, el Club Social y

Deportivo El Fortín. La primera camiseta usada por El Fortín, en un campeonato “Humberto

Caro”, fue prestada por Ferro Carril Sud.

La primera Cancha de Ferro funciono donde estaba la Barraca El Toro, sector de la ciudad

que hoy ocupa la empresa Molinos Rio de la Plata.

Despues llego la mudanza a lo que más tarde se llamo Villa Garita, o los terrenos de la

canchita de Quilmes, que hoy ocupa, el Barrio Amparo Castro, La casa del deporte la

escuela 24 y la Policía Federal.

El predio fue cedido en forma precaria por los ferrocarriles ingleses al club ferro Carril Sud a

los pocos meses de su fundación.

Pero existía un problema el Bar donde todos iban a tomar algo, y donde los jugadores se

hidrataban al término del primer tiempo estaba del otro lado de la vía, en lo que hoy seria

Pringles y Del Valle. En ese entonces era continuo el paso de los cargueros que venían de

las cementeras y por lo tanto el partido no continuaba hasta que pasara el tren ya que los

jugadores de los 2 equipos estaban del otro lado.

La cesión de los terrenos de Villa Garita siempre tuvo carácter de precario. Las autoridades

del ferrocarril habían impuesto como condición que cuando requirieran esas tierras el club

tenía que abandonarlas en un plazo razonable, y este reclamo se hizo a finales de 1920.

Domingo Colasurdo ya conducía el Club. Había que irse, y el presidente de Ferro imagino

un estadio en los límites de la ciudad, es decir no muy lejos de Pringles y Del Valle, pero

siempre cerca de las vías del ferrocarril. Cuando la avenida Pringles pasando Del Valle

se llamaba Avellaneda, Colasurdo pensó en un predio cercano, a solo dos cuadras de los

bordes urbanos. Era la quinta de los Armendano.

La firma del boleto de compra venta de los terrenos donde se asentó el “Colasurdo” fue el

30 de Julio de 1929, el 15 de marzo de 1932 se iniciaron las obras, y el 25 de mayo de 1933

fue inaugurado EL PRIMER ESTADIO DE CEMENTO DE LA CIUDAD DE OLAVARRIA, con un

partido amistoso frente a Racing que el carbonero gano por 3 a 1.

El estadio tiene en su cerco perimetral 88 rieles, de 3,50mts de largo cada uno. Rieles que

hubo que cortar en los talleres de Remedio de Escalada, traerlos en chatas hasta Olavarría,

descargarlos a hombro en calle Balcarce y presentarlos en cada hoyo. El alambrado, de un

solo paño, también fue cedido por el ferrocarril y es de una nobleza tal, que sesenta años

después, cuando el estadio paso por la inspección del Consejo Federal, antes del Torneo del

Interior del 90-91, causo asombro entre los visitantes.

Todo el material que se utilizo en la primera parte de la obra fue donado por la empresa

Loma Negra. Ese gesto valió el inmediato reconocimiento para Alfredo Fortabat como socio

honorario de Ferro Carril Sud.

La luz de la cancha del Colasurdo fue inaugurada en 1962, con un amistoso ante Sporting de

Punta Alta.

Ferro Carril Sud fue la primera institución deportiva de Olavarría que conto con agua

caliente en su estadio de futbol. La caldera se puso antes de 1950, y funcionaba con todo

tipo de combustible, carbón, leña, ropa vieja, cualquier cosa con tal de calentar el agua para

que después se ducharan los jugadores y árbitros.

En 1946, poco después de la inauguración de la sede social, en pringles al 3100, Domingo

Colasurdo decidió la compra de 22 hectáreas, 62 áreas y 31 centiáreas, que ocupa el predio

del Salto de Piedra, uno de los parajes más encantadores del partido de Olavarría.

Estamos cerca del Centenario del Club, eso será el 14 de Agosto de 1914…… Han pasado

innumerables personajes de la vida social y deportiva Olavarriense por nuestro querido

club…….. Si queres conocer más historias y personajes tenes que leer el libro BOLSAS DE

CARBON que reedita gran parte de la vida de Ferro Carril Sud.(Con el valor del libro apoyas

al futbol formativo de la institución)

Con aciertos y con errores, con muchas alegrías y quizás más tristezas…….. ESTAMOS

ORGULLOSOS DE PERTENECER A ESTE QUERIDO CLUB………………………………………….

Por muchos años mas…. CARBONERO HASTA LA MUERTE…………..

 

© 2013 Della Bianca Ariel  |  Diseño web site